WhatsApp: 55-7266-5817
¿Por que adoptar a un perro y no comprarlo?

Parece un tema de moda: ¿Por qué adoptar y no comprar a un perro? Pero más allá de una moda, esto es un verdadero tema de impacto social y ambiental. ¿O es un tema de amor y altruismo? Tu tienes la mejor opinión.

Échale números. En México, no hay un censo del número exacto de animales que existen o deambulan por el país.
La Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies estima que hay alrededor de 28 millones; en otras palabras, un aproximado de uno por cada cuatro habitantes. La población mexicana es de casi 120 millones de personas.

Algunas personas suelen decir que hay tantos perros callejeros como hay de topes o baches en la Ciudad de México.

De estos 28 millones, se calcula que 18 millos son perros. Y se calcula que solamente el 30% tiene un hogar o un espacio para desarrollarse en buenas condiciones. Es decir, 12.6 millones de perros son callejeros. ¡Una barbaridad!

Repito:

En México, existen 12.6 millones de perritos callejeros.

Muchos especialistas aseguran que que la solución no es «dormir», «hacer desnacer» a estos peludos. Es solo un placebo para curar la verdadera enfermedad. El verdadero problema de raíz está en la consciencia humana. Para bien o para mal, es la conductora que nos llevará a erradicar o agravar esta situación.

Una propuesta es:

  • Campañas efectivas de esterilización
  • Campañas de adopción
  • Dejar de lucrar con ellos
  • Un serio compromiso de los adoptantes
  • Y quizá hasta elaborar un padrón nacional (licencia para tener un perro)

No lo sabemos, pero estas son algunas propuestas de los expertos. ¿Tú qué opinas?

Gracias a una encuesta de Consulta Mitofsky, se calcula que 58 de cada 100 viviendas tienen al menos una mascota. Perros en primer lugar, seguido de los gatos. Y acorde a el el último Censo de Población y Vivienda realizado por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), existen 28.6 millones de casas particulares habitadas, es decir, en 16.6 millones de éstas vive al menos una mascota.

Dentro de la lista de preferencias del mexicano para tener mascotas en el hogar deja a:

  • Perros
  • Gatos
  • Aves
  • Peces
  • El sótano lo comparten: Roedores, Tortugas, Víboras y otras especies.

¡Échale un vistazo a otras de nuestras entradas de blog Croky y Keta!


Dinámica social en los últimos tiempos

Es cierto que día a día nuestras dinámicas sociales se van ajustando a diferentes variables, desde la contingencia que todos conocemos desde 2019 hasta los nuevos estilos y valores de vida de los individuos que van adoptando. Dentro de estas podemos ver el cambio radical que las personas están tomando al formar familias sin hijos pero sí con mascotas. De aquí es que se haya acuñado en los últimos tiempos el término Perrhijo / Gathijo (adoptar perros y gatos se ha vuelto de lo más común).

Y esto mismo ha transformado la forma en la que se cuida y se potencia el desarrollo de las mascotas. Algunas personas, en verdad, adoptan un comportamiento como si cuidaran niños. Carriola y ropita para perros y gatos, productos de lujo y alimentos cada vez más especializados: perros sensibles, evitar bola de pelos en gatos; si es raza pequeña, mediana, grande o extra grande, etc. No vamos a decir si es una exageración o no, si deben ser tratados así o asa, simplemente estamos diciendo lo que observamos, el mejor crítico de todo esto, al final, eres tú.

Dentro de esto mismo, vemos que también se están generando leyes que salvaguarden el bienestar de las mascotas. Al mismo tiempo, iniciativas que cuidan el impacto ambiental vinculado o derivado de esto mismo. Y de forma global, va de la mano la parte comercial.

También, cada vez más personas se suman al rescate animal y comienzan con sus propios medios por dar impulso a lo que, en algunos casos, se convierte en una iniciativa altruista sustentable. Tal es el caso de la famosa conductora de televisión Erika Fernández y su proyecto Amor sin Raza.

Marketing de mascotas

Si contemplamos toda la dinámica social entenderemos porque las empresas han volteado sus ojos a este gran mercado de animales de compañía. Desde la misma compra de mascotas, alimento, accesorios, escuelas, funerarias, pastelerías, spa’s etcétera, etcétera.

Si bien es importante fortalecer el comercio y la industria, también es apremiante tomar respeto y consciencia de lo que implica tener un animal de compañía. La capacidad económica es un factor importante a considerar al momento de elegir un perro, gato u cualquier otro. A diferencia de los bienes materiales, los animales de compañía no son un objeto que se pueda desechar en uno o dos meses. Pasa a ser un miembro de la familia, de la manada, con el que se realizó un compromiso para cubrir sus necesidades.

Algunos otros datos en cifras (promedio):

  • 7 de cada 10 hogares cuentan con una mascota.
  • 1 de cada 4 mexicanos cuenta con una mascota.
  • 80% de los habitantes con mascota tienen perros.
  • El número de perros domésticos ha aumentado en un 20% en los últimos años.
  • En México, según cifras oficiales, existen 5.4 millones de mascotas domésticas, cifra que supera a niños menores de 9 años.
  • Estimaciones indican que en México se generan entre 600 y 700 toneladas de heces de perros.

Fuente: https://inegi.org.mx/datos

¿Pero por qué adoptar un perro por encima de comprarlo?

Hemos mencionado algunas cosas de forma implícita, pero para dejarlo más claro, vamos a mencionar algunas razones a considerar. A veces, justos pagan por pecadores. Y con el mayor respeto, mencionaremos generalidades para dar referencia a esta parte de la concientización humano-animal.

  1. Son vidas. Tienen necesidades, sienten, incluso denotan sentimientos y más. Toda vida es valiosa.
  2. Paremos de ver a las hembras de cada especie como fabricas reproductoras de cachorros. El mercado existe porque hay una oferta y una demanda, y esto a su vez genera el lucro.
  3. Las tiendas especializadas en venta de animales o criaderos, al ver tan redituable el círculo de su negocio, permiten que continúe, aunque esto implique y devenga, primero en la abundancia callejera de animales y segundo en el probable sacrificio de los mismos al no tener un hogar o un humano que respalde sus necesidades.
  4. No satanizamos la crianza de perros de raza. Es bueno que existan asociaciones o humanos que quieran preservar las cualidades genéticas de cada especie pero el comercio desmedido y poco regulado es lo que ocasione el desamparo de tanto perro y gato callejero.
  5. El argumento de criadores al dar precios exorbitantes es que esto asegura que los clientes tienen la capacidad económica para la manutención del animal. Sí, pero la irresponsabilidad humana da igual si tienes o no dinero. Hemos visto que, igualmente, perros de raza son abandonados, sacrificados, viven en azoteas o patios, etc. El tema es que el compromiso humano vaya de la mano con la calidad de vida que se le puede ofrecer a cada peludo.
  6. La esterilización es un compromiso que todos estamos llamados a hacer en algún punto dentro de la crianza de nuestro lomito. El punto es comenzar a contener tanta diseminación.
  7. El mismo desamparo de los animales provoca el mal comportamiento o posible trastorno por: golpes, estrés del abandono, carencia de paseos, mala alimentación, etc. Y esto deviene en perros asustados, nerviosos y agresivos que pueden deambular libremente y generar jaurías no deseadas.
  8. Porque ser humano significa darnos en amor, en respeto, en alegría hacia la vida. Y la mejor forma de hacerlo es vivir en armonía con toda la vida misma, cada ser sintiente: animales, plantas, otros humanos. Nuestra consciencia es la nave y el capitán para lograrlo.

Concluyendo…

No estamos diciendo que no compres perros si es tu gusto y tienes las posibilidades. Cada quién tiene su propio criterio para comenzar a hacer las cosas diferentes y contagiarnos de una buena consciencia respecto al cuidado animal.
Si lo compras, te invitamos a cuidarlo, no desecharlo. Analiza si el perro de tu gusto corresponde a la calidad de vida que le puedes dar, el ritmo de vida que tienes y demás factores. Evita lucrar con sus crías, quien sabe Dios donde vayan a parar y se repita este círculo vicioso del que hablamos. Si ya adoptaste, sigue igual de comprometido con esta causa y sigue haciendo consciente este respeto y amor por los animales. El beneficio del impacto ambienta, social y demás, es para todos.

Recuerde que, como decía Mahatma Gandhi: “Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Adoptar a un perro /gato es un acto de amor y altruismo

Nuestros amigos de Primero Perro A.C. se han dado a la tarea de rescatar y recuperar a muchos perros en terribles condiciones para propósitos de adopción y salvaguardar a éstas almas caninas. En su albergue tienen más de 180 lomitos para este propósito. Adoptar a un perro parece cosa fácil. Y lo es, pero lo que si requiere es un alto grado de compromiso por parte de las personas para evitar la reincidencia y vuelvan a la condición de callejeros o maltratados.

No obstante esta labor requiere ayuda por todos lados. Primero Perro A.C. lanza convocatorias continuamente para apadrinar esta noble causa. Puedes ayudar con voluntariado, mediante alguna aportación monetaria, adoptando a algún peludo, en especie, etc.

Aquí te dejamos su Instagram para que conozcas de esta noble causa: @primeroperro_mexico

IG: Primero Perro A.C.

¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario, queremos saber tu opinión.


También, te invitamos a leer: ¿Qué croquetas para perros escoger?

Conoce más de Croky y Keta en nuestro sitio web https://crokyketa.com

ENTRADAS DEL BLOG

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.